lunes, 25 de marzo de 2013

Reunión de voluntarios

Por José María

Para servir como voluntario en las casas de las Misioneras de la Caridad no es necesario avisar ni anotarse previamente, tan solo hay que ir a las 3 de la tarde a Shishu Bhavan y apuntarte como voluntario. La estancia es un patio techado y lleno de jóvenes y menos jóvenes donde cual torre de babel se habla de todos los idiomas. Allí estaba un grupo numeroso de universitarios vascos guiados por Jose Mari. Son estudiantes de Empresariales y como parte de su aprendizaje han incluido el colaborar en Calcuta, para conocer, al comienzo de sus vidas profesionales, como es el mundo real, no solo el cómodo que nos rodea. Allí estaba también un grupo de japoneses que al parecer también forma parte de su educación al terminar su carrera. Estaban Valentina y Berth dos catalanas que venían solas y tenían ansias de vivir experiencias nuevas. Había una chica mejicana con su padre y un montón de gente que quiere pasar sus vacaciones, en lugar de tumbado en la playa, intentando hacer algo por los demás.

A la izquierda José Mari y los vascos, Gemma, el menda, Carmen, Maite y Valentina

La hermana Merci María, soldado profesional mejicana que lo dejo y se metió a monja es la organizadora de los voluntarios con mano firme. Primero nos soltó una arenga sobre la seguridad en Calcuta, que las "niñas" no deben de ir solas por la calle pues se han dado casos de llevarse sustos, después nos habló de lo que debe de hacer un voluntario, de la importancia de ser un granito de arena y de lo que agradecen el cariño que se les presta. Nos nombró personalmente como "los músicos" pueden cantarles a los internos pues la música es buena para ellos y lo agradecerán.

Luego ante una mesa nos van llamando a los representantes de cada grupo para asignarnos la casa a la que vamos a ir a servir, intentando cubrir la necesidades y nos entregan un carnet de voluntario que sirve para tener accesos a las casas (aunque nunca lo piden).

Una vez terminado con los tramites ya que estábamos en el hogar de los niños discapacitados, agarramos las guitarras y fuimos a cantarles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada