viernes, 31 de agosto de 2012

María, madre de Jesús

En el verano de 2011,  Luis Manuel nos llevó a la casa de las Misioneras de la Caridad en Roma. Allí empezó nuestra aventura con la Madre Teresa de Calcuta. Esa misma noche decidimos ir a Calcuta, esa misma noche decidimos poner música a la oración que todos los días la beata rezaba y que nosotros recibimos como un regalo en una estanpita. Esta es esa oración, es esta canción que hemos cantado muchas veces en la catedral de Ourense durante el mes de agosto, esta es la última vez que la cantamos en su oratorio. La exposición termina pero nos queda un recuerdo imborrable en nuestros corazones.


María, Madre de Jesús,
dame tu corazón tan hermoso,
tan puro, tan inmaculado,
tan lleno de amor y humildad
para que yo pueda ser capaz de 
recibir a Jesús
en el Pan de Vida,
amarle como tú Lo amaste,
y servirle como tú Lo serviste,
bajo el desfigurado disfraz
de los más pobres
de entre los pobres.



martes, 21 de agosto de 2012

Luis Manuel en Radio Galega



Luis Manuel, al frente de la exposición sobre la madre Teresa de Calcuta en la Catedral de Ourense, habla en Radio Galega.


domingo, 12 de agosto de 2012

Primera semana de la Expo en Ourense


Parece mentira pero ya ha pasado la primera semana desde que tenemos la Expo de la Madre Teresa de Calcuta en la Catedral de Ourense. Elena por las mañana y Maite por las tardes coordinan perfectamente a los voluntarios para que siempre haya alguien atento a recibir a los visitantes, que son muchos, en su mayoría turistas de paso por nuestra ciudad pues los locales deben de estar casi todos en la playa. A todo el mundo les gusta mucho y prolongan su visita a la Catedral leyendo los carteles y especialmente viendo la película que es el plato fuerte de la exposición y a nadie deja indiferente. Los voluntarios disfrutamos mucho, notamos que la Catedral es como nuestra casa, tanto el Dean como los sacristanes así nos lo hacen sentir. Tenemos a nuestra disposición para guardar nuestras cosas la Capilla de San Juan  antigua sacristía y que es una verdadera joya arquitectónica. En esta estancia es donde ensayamos las canciones que luego vamos a cantar o donde hacemos pasar a algunos visitantes que por uno u otro motivo queremos cantarles alguna canción.


El final de la jornada termina con el Rosario en el oratorio que se ha instalado con la estatua de la Madre Teresa. empezamos con unas cuantas personas y al final de la semana tuvimos que traer ocho bancos para que pudiera sentarse casi todo el mundo. En estos Rosarios cantamos la primera de las 10 avemarías de cada misterio y terminamos con la oración de la Madre Teresa que le pusimos música en Roma. Como los fieles suelen quedarse sin marcharse esperando otra canción, pues les cantamos un salmo o alguna canción nueva que preparamos al efecto. Cada vez se va incorporando mas personas a este rezo y va bajando la edad. También resulta emocionante la lectura de las intenciones que los fieles. que a lo largo del día van escribiendo y depositando en un cesto para al comenzar el Rosario sean leídas en voz alta para pedir por las cosas que están escritas en los papeles. Hay algunas peticiones con mucha fe, otras incluso desesperadas y muchas palabras de agradecimiento a la Madre Teresa. Cada misterio es rezado por una persona distinta que suelen solicitar previamente a Maite, por lo que resulta de lo más participativo.

También esta siendo muy activo el libro (libreta) puesto a la entrada de la exposición donde los visitantes escriben lo que quieren en él y donde se pegan las intenciones del Rosario de cada día.

Justo donde esta puesto este libro de visita hay una foto que impacta y cuyo significado lo explica la encargada designada por la Misioneras de la Caridad para las exposiciones de la Madre Teresa:



"Lo primero que te encuentras nada más acceder a la exposición es la imagen de una multitud de niños mirándote de frente. Muchos sonríen abiertamente, otros rezan mientras sonríen, una niña llora y reza a un tiempo; los hay que levantan los brazos, exultantes, o que aplauden, o saludan, o bajan la mirada, como apesadumbrados; otros miran de soslayo o tratan -los más pequeños- de hacerse hueco entre la muchedumbre; unos están en primera fila, expectantes, emocionados, y otros en la lejanía, más ausentes, o más esforzados. Esta imagen  está en la entrada  tiene una poderosa razón de ser: son los rostros de los niños de Calcuta ante la llegada de Madre Teresa; sus reacciones, sus expresiones, sus actitudes. Pero también -este es el quid de la cuestión- son los rostros de cada uno de nosotros, el reflejo de nuestra propia actitud, de nuestro grado de implicación. ¿Cuál seríamos nosotros? ¿El que reza o el que sonríe? ¿La que llora emocionada o la que se esfuerza por ver? ¿El que está en primera fila o alguno de los más alejados?  imagina que en lugar de Madre Teresa, quien está pasando es Jesús. ¿Quién serías tú? ¿Y cuál, tu actitud?
Este es el espíritu con el que hay que vivir la exposición; no sólo con la curiosidad de conocer la vida de Madre Teresa, su legado y su mensaje, sino con la expectativa de descubrirnos a nosotros mismos en ese mensaje, en ese legado, en esa vida; en nuestra actitud ante los demás, esto es, ante Jesús.

Mercedes Suarez-Guanes"





martes, 7 de agosto de 2012

Exposición Madre Teresa de Calcuta en Ourense



Parece que todas las cosas relacionadas con la Madre Teresa de Calcuta se precipitan y se ejecutan con velocidad, aparentemente sin organización alguna, como por arte de magia o quizás por la mano de Dios. Han pasado escasamente 4 meses cuando Maite le comentó a Luis Manuel en el avión de regreso de Calcuta sobre la posibilidad de hacer alguna exposición de la Madre Teresa en Ourense. Pues ya está aquí.

Escasamente en tres días y con ayuda desinteresada de quienes de boca en boca fueron informados y se convirtieron en voluntarios, se descargo y monto la exposición nada mas y nada menos que en la Catedral de Ourense para quedarse durante todo el mes de Agosto.





La Exposición se llama "Vida y espiritualidad de la Madre Teresa de Calcuta" y paseando por las naves de la Catedral, a través de gran cantidad de carteles se repasa la vida y el pensamiento de la Beata. También hay una replica de su sencilla habitación y un oratorio con su imagen a tamaño natural, igual que la que vimos en Calcuta en el sitio donde rezaba habitualmente en vida. La exposición se completa con la proyección de un vídeo donde en su funeral, como hilo conductor, se jalonan imágenes de ella en acción, con niños y enfermos y especialmente en primer plano, hablando sobre su pensamiento.





La inauguración fue el domingo después de la misa de las 12 que oficio el Sr. Obispo, donde los del Coro de la Parroquia de Santo Domingo cantamos algunas canciones.


Ayer primer día laborable de la exposición, pase toda la tarde en ella haciendo una de las labores del voluntario que es la de recibir y acoger a los visitantes. A parte de las pocas anécdotas que yo pueda contar de Calcuta, como ya esta siendo habitual y ya me sorprendo cada vez menos, se recibe más de la gente y de lo que les transmite la Madre Teresa, de lo que yo pueda dar. Así vimos escenas que nos dejaron con la boca abierta, como el de un joven que nada mas entrar en la Catedral y ante una gran fotografía de la Madre Teresa, se quita el sombrero que llevaba y se pone a rezar ante ella y acto seguido se marcha. Las dos parejas de sevillanos que ya conocían la exposición de cuando estuvo en su ciudad, pero ahora en ourense quisieron volverla a ver y como se conocían de memora la oración de la Madre Teresa a la que nosotros le pusimos música, pues nada, tiramos de guitarra y allí mismo se la cantamos y uno de ellos en agradecimientos, cogió agua bendita y nos hizo la señal de la cruz en la frente ¡!. La amiga de Carmen que aunque tenia un poco de prisa no se perdió ni un solo minuto de la proyección; al salir de la Catedral, estoy seguro que sus ojos y expresión eran distintos a los de la entrada cuando la conocí. La proyección causa un impacto que ya es conocido, pues a mi aún cuando la he visto varias veces, también me lo causa. Los tres bancos habilitados son insuficientes y tuvimos que apartar unos paneles para que la gente pudiera verla desde fuera. Me sorprendió que todo tipo de gente quedaba enganchado mirando, pero especialmente hubo una mujer joven que me llamo la atención, pues ella sola sentada en un rincón tenia la cara iluminada. A la salida nos confirmó que le había impresionado.



Decidimos que teníamos que terminar la jornada con unas canciones, especialmente la oración a la Madre Teresa que hicimos en Roma. Nos situamos en el oratorio donde está su imagen, allí se sentó también en el suelo, igual que si fuera la imagen, la joven de la cara iluminada y bastantes otras personas  quedaron por los alrededores, mientras cantábamos la oración de la Madre Teresa y algún que otro salmo. Fue tan emocionante, que hemos decidido repetirlo las veces que podamos después de la última proyección del día.

miércoles, 13 de junio de 2012

¿Que es la Vida?



La vida es una oportunidad, aprovéchala 


La vida es belleza, admírala 


La vida es beatitud, saboréala 


La vida es un sueño, hazla realidad 


La vida es un reto, afróntalo 


La vida es un deber, cúmplelo 


La vida es un juego, juégalo 


La vida es preciosa, cuídala 


La vida es riqueza, consérvala 


La vida es AMOR, gózala 


La vida es un misterio, desvélalo 


La vida es promesa, cúmplelo 


La vida es tristeza, supérala 


La vida es un himno, cántalo 


La vida es un combate, acéptalo 


La vida es una tragedia, domínala 


La vida es una aventura, arrástrala 


La vida es felicidad, merécela 


La vida es vida, DEFIÉNDELA 


                              Madre Teresa.-

domingo, 27 de mayo de 2012

Calcuta en Radio Galega


Francisco Javier Castro Miramontes es el Rector de los Franciscanos de Santiago de Compostela y además presenta el programa "Día Santo" en la Radio Galega. Hoy se ha emitido la entrevista que me hizo por teléfono hace unos días sobre nuestro viaje a Calcuta. Dale al play para escucharla.






viernes, 11 de mayo de 2012

Compromiso Seglar

En la revista Comunidade de este mes de Mayo,  editada por la Diocesis de Ourense, aparece un articulo escrito por nuestra compañera de viaje a Calcuta, Carmen R. Sandianes.


Calcuta (India) produce una sensación que nadie puede describir, sólo, con palabras aunque hay
personas que han transmitido lo que sienten a través de esta frase: “¡A Calcuta llegas llorando y te vas
llorando!”.
Un grupo de 19 voluntarios (14 italianos y cinco ourensanos); un guía y amigo, Monseñor Luis
Manuel Cuña Ramos, 10 días y una intensa experiencia fueron los ingredientes de esta peregrinación
que consiguió mostrarnos una realidad, para muchos, desconocida.
Hay un antes y un después de haber visitado ese país y, en concreto, esa ciudad. A nadie le
deja indiferente. Algo en tu interior se remueve, algo cambia y en ese momento sabes que Dios está
actuando una vez más aunque no puedas palparlo, aunque no puedas verlo o escucharlo. Cada día
se convertía en una lección de sabiduría y motivación que iba desde la visita al barrio de Motiheel en
donde los niños más pequeños trabajaban dinámicos y sonrientes pese a vivir en condiciones insalubres,
como al leprosario en Titagarh en donde los enfermos no dejaban de repetir animosamente “namasté”
en señal de saludo y/o despedida o en Prem-Dan, una de las casas de la Madre Teresa que significa
regalo de amor.
Sería muy difícil decir cuál fue el momento exacto en el que cada uno de nosotros decidió dejar
un trocito de su corazón en Calcuta pero a todos los miembros del grupo les ocurrió lo mismo. La venda
que llevábamos en los ojos la arrojamos a la basura tras una sonrisa sincera, tras un gesto simbólico, tras
una mano amiga, tras una simple mirada. En un instante, tan breve como un chasquido de dedos, nos
dimos cuenta de que la labor que empezó hace más de medio siglo la Beata Madre Teresa de Calcuta
debía continuar y debía darse a conocer cada vez más.
A través de estas palabras es imposible transmitir lo que allí se vivió, se sintió y se experimentó,
pero sí se puede decir que cuando te enfrentas a tus miedos, a tus preocupaciones, a tus lamentos y
eres capaz de abrir bien los ojos y ver qué tienes a tu alrededor entonces sí que Calcuta podrá hacer algo
por ti. Probablemente mucho más, de lo que tú puedas hacer por ella y por eso, ¡hasta pronto Calcuta!
“Peace begins with a smile”


domingo, 6 de mayo de 2012

Calcuta en Allariz

Como colofón a la catequesis de preparación para la confirmación, los chicos y chicas de de la Parroquia de Santo Domingo se van de retiro espiritual a Allariz. Como una de las actividades previstas, los que estuvimos en Calcuta les presentamos el vídeo de más abajo y les contamos nuestra experiencia a la vez que vieron las fotos.



Después se celebró una eucaristía muy animada y emotiva. Estas son las fotos:




jueves, 19 de abril de 2012

Reseña en la web del Obispado

Maite escribió esta reseña yo le añadí algunos pequeños detalles y la hemos enviado a la página web del Obispado de Orense donde la han publicado. 


El pasado 30 de Marzo, un grupo 5 ourensanos partíamos hacia roma, punto de encuentro con otros 15 italianos, para encabezados por el sacerdote ourensano D. Luis Manuel Cuña Ramos, destinado en el Archivo Vaticano, iniciar una peregrinación por los lugares que recorrió Madre Teresa de Calcuta. Íbamos con la maleta llena de ilusiones y con muchas ganas de experimentar sensaciones fuertes, expectativas todas que se han realizado con creces.

El primer día, al llegar, el alma se cae a los pies por el caos que se abre ante nuestros ojos, pero cuando se empieza a visitar las casas de Madre Teresa todo va tomando otro color, pues son verdaderos oasis frente a la miseria y suciedad. El primer lugar a visitar es la Casa Madre, donde vive la Comunidad de las Misioneras de la Caridad, orden fundada por Madre Teresa en 1948, tras recibir la dispensa del Papa para dejar su Orden de las Hermanas de Nuestra Señora de Loreto y dedicarse por entero a atender a los mas podres de entre los pobres. 

Todo es muy impactante pero sin duda lo más atrayente es rezar ante la tumba de Madre Teresa que esta nada mas entrar en la capilla de la planta baja, abierta a todo el mundo que quiera visitarla y rezar ante ella. Hemos visitado los lugares por los que paso Madre Teresa, como la escuela de Santa María donde enseñaba como hermana de Ntra. Sra. de Loreto, Darjeleen, a 650 km. donde recibió la llamada de Dios para servir exclusivamente a los pobres o la primera escuela y dispensario que fundó en el barrio de Motyheel.

Nuestro viaje ha coincidido con la Semana Santa y la hemos vivido de forma muy especial en Calcuta. Los oficios en la Casa Madre, con toda la congregación y voluntarios ha sido impactante por la devoción con que todo el mundo lo vive. Las celebraciones son normalmente en inglés, pero en ocasiones se han realizado conjuntamente, además de en Ingles, en Italiano y en Español, intercalando lecturas y cánticos en los distintos idiomas.

Hemos recorrido los centros donde las Misioneras de la Caridad prestan ayuda a los mas pobres, Shisu Bhavan (hogar de niños), Dan (hogar para acoger a enfermos mentales), Titagart (hogar para leprosos), Prem Dam, (hogar para hombres y mujeres aquejados de enfermedades varias). En Prem Dam hemos colaborado como voluntarios en diversas labores, como lavado de ropa, reparto de comidas y atención, aseo y entretenimiento de los enfermos. La tarea de los voluntarios comienza a las 6 de la mañana en la Casa Madre con la asistencia voluntaria a la Eucaristía, seguida de un desayuno a base de te con leche, plátanos y pan. A las 8 partimos cada grupo al centro que le han asignado, para hacer una jornada de 8 a 12 h, con descanso a media mañana para compartir experiencias, si duda inolvidables. 

El tiempo se ha pasado volando y todos hemos vuelto con la sensación de que nos ha sabido a poco y queremos repetir la experiencia lo antes posible. Hemos aprendido que allí en Calcuta, la vida tiene otro sentido, otros valores, que aquí no sabemos apreciar.

martes, 10 de abril de 2012

Asis

En la línea de amabilidad y esplendidez de Vicky, nos presto un coche Renault Clio para pasar el día en Asis. La primera sorpresa que me lleve es que al llegar a la gasolinera, tiene dos depósitos de combustible, uno para gasolina y otro para gas. Llenamos los dos, el de gas costó 1 € y con el anduvimos 200 km. ¿por que no tenemos eso en España? parece que nos están tomando el pelo.

Después de unas cuantas vueltas por las circunvalaciones de Roma, cogimos una autostrada que nos llevo directamente a la tierra de San Francisco y de Santa Clara gracias al plano que nos había hecho Matteo, que según él le llaman "TomTom", por sus detalles a la hora de explicar como se llega a un lugar.


Asís es una ciudad medieval que esta en una loma sobre un precioso valle y todo gira en torno a los dos santos que nacieron y vivieron en esa villa, fundadores de las ordenes de los Franciscanos y de las Clarisas, por lo que se ven turistas tradicionales y peregrinos, muchos vestidos de estas ordenes.

Visitamos la Basílica de San Francisco de Asís y en su cripta escuchamos misa y despues visitamos su tumba. Paseamos por sus calles hasta la Catedral de San Rufino, la Iglesia de Santa Clara y la casa de la familia de Francisco. Comimos en una trattoria unas de las mejores pizzas que recuerdo y por la tarde bajamos hasta Santa María la Mayor y Santa María de los Ángeles.






Llama la atención la cantidad de grupos de Franciscanos, jóvenes, casi chavales, con sus hábitos, jugando, haciéndose fotos como cualquier otros jóvenes.


Al atardecer cogimos el camino de regreso pero tuvimos que parar en una gasolinera a echar una cabezadita, pues como es habitual en mi, me entro un poco de sueño. Maite creo que se asustó pues detrás tambien estaba dormida Gemma, echo un suspiro como diciendo ¿Dios mio que hago yo aquí en medio de Italia con estos dos dormidos?. Pero nada, un par de minutos con los ojos cerrados y de vuelta a Roma, esta vez aún cuando era de noche, llegamos hasta la Fiore del Deserto derechitos sin dudar un momento. 

Nos acostamos directamente sin cenar y a la mañana siguiente Vicky, tan amable como siempre nos llevo hasta una estación donde cogimos un tren que nos llevo al aeropuerto para regresar a casa, donde ahora nos queda como misión contar a todo el mundo que quiera escucharnos, las experiencia de este viaje.

lunes, 9 de abril de 2012

Fiore del deserto

El viaje de vuelta de Calcuta fue sin ningún percance, los aviones estupendos, sin retrasos, sin esperas, en el aeropuerto de Calcuta trabaja mucha gente, por lo que no se forman colas para el control de seguridad, no como en Roma que aunque hay un montón de arcos, tan solo funcionan cuatro.

Al llegar a Roma se produjeron los momentos mas tristes del viaje, las despedidas, los abrazos, los besos, pero bueno, nos habíamos intercambiado las direcciones, los correos electrónicos, los teléfonos, aún estoy recibiendo fotos de los compañeros de viaje. Toda esta tristeza se nos pasó en el momento en que apareció Rugero, un italiano imponente que nos vino a buscar para llevarnos a la "Flor del desierto". En el coche nos metimos los cinco orensanos además de Vicky, Rugero y Giovana que había venido con él a buscarnos, es decir 8 personas, cinco maletones y varias mochilas. Rugero le dio grandes abrazos a Vicky y todos nosotros  y por el camino, a la par que conducida no paraba de darme achuchones a mi que iba a su lado, además de grandes expresiones de jubilo por nuestra llegada. Después de media hora por diversas carreteras, llegamos a una casona en medio de la naturaleza.


Fiore del deserto

Cena a la italiana

Al entrar en el comedor nos estaban esperando del orden de 12 personas en una mesa alargada en la que había todo tipo de viandas a la italiana: salami, pizza, pasta, mozarela, albondigas, varios tipos de carne... en fin una comida al estilo de la mejor pelicula de Marcelo Mastroiani en una casa en la Toscana. Al terminar la cena aparecieron dos guitarras, a cada cual mas desafinada, pero una de ellas puede ponerla un poco a tono. 
La capilla con Rugero al fondo
Pasamos a una pequeña capilla que la casa tiene adosada y allí con Vicky al frente hicimos una celebración de la palabra animada con canciones, tanto en español como en italiano.

¿Quienes son esas personas, quien es esa casa? Fiore del deserto es una casa familiar de acogida para mujeres  con problemas de maltrato o desarraigo y allí, Vicky, la responsable y propietaria, nos acogio y nos brindó toda su hospitalidad.

Maite, Gemma y Vicky
Dormimos en unas habitaciones un poco destartaladas y donde hacia bastante frío. A la mañana siguiente la ducha tuvo que ser con agua fría. La gente ya estaba en marcha, unos yendo a sus trabajos y a otros quehaceres. En una habitación que hace las veces de oficina me prestaron un ordenador para hacer en chek-in de los billetes de avión de regreso a Ourense y mientras Vicky me trajo café y tres tipos de tarta para desayunar. Al terminar dimos un paseo por la finca. En ella se cultivan diversos tipos de frutos y hortalizas y muchos de ellos ya metidos en varios cestos estaban cargándose para ir a venderlos a la plaza, también hay gallinas ponedoras, conejos y pequeños animales de granja. En otra zona hay una construcción que en el verano es usada como restaurante para meriendas, cumpleaños y fiestas. Una parte de esa casa tiene un taller de artesanía y donde hace jabón con aceite de sus propios olivos. También nos regalaron un disco que han grabado con el nombre, como no de "Fiore del Deserto". Todo esto esta orientado para el mantenimiento y reinserción de las personas que viven en la casa o que están de paso en ella. La labor que hace Vicky y sus colaboradores es admirable.


Adiós a Calcuta

A las 5:15 h de la mañana ya estábamos cruzando la calle Acharya Jagadish Chandra Bose Rd, con una perecia que hace unos pocos días sera impensable, para celebrar la ultima misa en Mother House a las 5:30 h. Después las hermanas nos dieron de desayunar y nos hicimos la última foto delante de la tumba de Madre Teresa, una vez secadas las lagrimas de la emoción del momento.

Regresamos al hotel para recoger las maletas, un autobús nos estaba esperando en la puerta. Desde mi ventanilla vi escenas muy emotivas: la familia que duerme enfrente del hotel Circular venia a despedirnos, especialmente de Vicky de Hilaria y de Gemma que siempre tuvieron con ellos gestos de cariño.


Han pasado nueve días desde que el primero de este mes llegamos a Calcuta y el tiempo se nos ha pasado volando, como volando nos vamos y según todos pensamos, volando volveremos, por que nos han quedado muchas cosas por hacer, como dice Luis Manuel, Calcuta marca un antes y un después en nuestras vidas.




domingo, 8 de abril de 2012

Visita turística de Calcuta

Volvemos de Prem Dan y por una vez nos engañan y dos veces seguidas, dentro de la picaresca habitual de los taxista que he encontrado en diversos países aunque en esta ocasión en ricsow-moto. Normalmente cuando cogemos uno le decimos a donde queremos ir, si conoce el sitio y cuanto nos va a cobrar, pues bien en esta ocasión como en otras, el conductor no tiene ni idea de donde esta mother house, aunque eso no suele ser problema pues se paran en medio de una calle y preguntan, pero en esta ocasión el hombre nos dice que mother hause esta ahí, a la vuelta de la esquina, nosotros como tontos pagamos y nos bajamos y cual es nuestra sorpresa que ese no era nuestro destino ni por asomo, no conocíamos el lugar. Tuvimos que coger otro  que nos lleva a otro sitio distinto y nos dice que si queremos que nos lleve al indicado le tenemos que pagar más de lo acordado. Gemma se enfrasco en una discusión con él, a grito pelado,  sin ningún tipo de temor y al final nos llevo a nuestro destino y por el precio acordado ¡que valor!

Nos duchamos y alquilamos dos coches para hacer una visita turística por Calcuta. La tarde se cubrió de nubes negras y a las 4 de la tarde parecía de noche.

Visitamos el Victoria Memorial que es un monumento conmemorativo construido con la intención de homenajear a la Reina Victoria de Inglaterra tras su fallecimiento en 1901. El edificio tardó mas de 15 años en construirse, el Rey Jorge V, (el de la pelicual "El discurso del Rey") entonces aún príncipe de Gales, fue quien puso la primera piedra del monumento el 4 de enero de 1906 y el edificio fue abierto al publico en 1921. El Victoria memorial esta hecho de marmol y no solo es un museo, tambien es uno de los baluarte culturales  mas importantes de la India. Por sus jardines habia mucha gente paseando y nos hacian fotos por la novedad que para ellos resultaba ver a gente de otra cultura y color de piel.


Visitamos el templo de Kalighat, donde muy cerca las misioneras de la caridad tienen la casa del moribundo. El templo estaba abarrotado de gente que pretendía entrar dentro de algo parecido a una capilla. Nosotros dimos un paseo por los alrededores y entramos también dentro aunque no a esa capilla. Es un templo que data de 1809 y se encuentra en el "barrio rojo", donde muchas mujeres ejercen la prostitución. Es el templo mas importante de la ciudad, esta consagrado a la diosa hindú Kali, que es de hecho la patrona de Calcuta y se distingue por tener seis brazos. No se en que consisten los ritos hindús ni los vimos allí, pero lo que si había por todos lados eran puestos que vendía de todo tipo de imaginería, comida y muy diversas mercancías.

El río Ganges desemboca formando el delta del Ganges, después de haberse divido en muchos rios menores, entre ellos el Hooghly que pasa por Calcuta. Es un rio tan contaminado que las dos únicas especies de peces que se conocen son ciegas. Además de servir de cloaca natural de la ciudad, se utiliza como rio sagrado que es para arrastrar las cenizas de los cadáveres incinerados en las inmediaciones, también según he leído es posible ver pasar algún cadáver humano sin incinerar.





Cruzamos el río a través de su famoso Puente de Howrah, inaugurado en 1943, siendo uno de los puentes mas transitados del mundo. Con mas de 26 mil metros de acero de alta tensión y sujetado por dos unicos pilares de 90 metros de altura, soporta un trafico diario de aproximadamente 150 mil vehículos y 4 millones de peatones. El puente es símbolo de la ciudad y de Bengala.

Carmen, José María y Uxia



La orilla del rio esta jalonado por diversos templos y de plataformas destinadas a las cremaciones, donde destacan las divinidades hindúes con muchos colores, brazos y miradas inquietantes. En uno de estos templos me acerque a hacer una foto y me salio al paso el bramán del templo ofreciéndome un trozo de pan, que acepte y nos marco con un punto rojo en la frente, en el lugar que ocupa el chakra de la sabiduría, dándonos de esta forma un poder protector.


Y creo que nada mas, luego nos fuimos al hotel a cenar, a llamar por teléfono a casa a través del skipe y a acostarnos pronto por que mañana tenemos previsto levantarnos a las 4:45 h. El horario en la India es otra cosa.






Segundo día en Prem Dan

Un nuevo día, el último completo en Calcuta y el segundo tan solo de voluntario. ¡Que pena, que rabia!, quizás esto es lo mejor de nuestro viaje. La peregrinación por todos los lugares de la Madre Teresa, la aventura del viaje a Darjeleen ha sido magnifico, podemos decir que hemos conocido al India profunda, que hemos vivido una aventura intensa, pero poder ayudar a los demas, conocer a la gente que ayuda a los demás, saber de sus motivaciones, eso es extraordinario, es la gran lección que aprendemos en Calcuta, el que hay gente dispuesta a ayudar a los demás, gente que dedica su vida entera, como las hermanas misioneras de la Caridad, o los voluntarios que en mayor o menor medida dedican parte de su tiempo y dinero a ayudar a los demas, sin esperar nada a cambio mas que el tesoro de ver a gente agradecida, que no es poco.

Pues bien, aquí estamos de nuevo corriendo por las calles de Calcuta para llegar a las 6 de la mañana a la misa en Mother House, ahora cruzar entre medias del trafico no es problema, vamos conociendo el lenguaje de los pitidos del trafico. El sol ya esta muy alto y hace un calor y una pestilencia a la cual ya casi nos hemos acostrumbrado. Al entrar en la Casa Madre, nuevamente se hace el sosiego, la misa con las canciones de voces angelicales... así debe de ser el Paraiso. Todos los voluntarios comulgando, cogiendo fuerzas para darse a los demas.

En el desayuno con los voluntarios nos cantan la canción de "goodbye, goodbye, goodbye, thank you, thank you, thank you", aunque nosotros nos sentimos totalmente avergonzados, pues nuestro servicio como voluntarios es realmente ridículo, pero bueno, otra vez será.

Javier con Luis Manuel
Entre vaso de te y bollo de pan, conocí a Javier, un madrileño que trabaja de camarero para tener tiempo libre e ir a Calcuta durante al menos dos meses al año, pues ha descubierto que es el mejor sitio para rezar que él conoce.

El camino lo realizamos nuevamente hablando con Franki, quien nos explica su filosofía de la vida, la de que cuanto más das, más recibes. Vamos viendo la cotidianidad de otros estilos de vida, Calcuta ya no nos produce ningún tipo de repulsión, si no que entendemos que hay otras formas de vivir, que  están anclados en un pasado que nosotros vivimos no hace tanto tiempo, que la falta de higiene y la miseria entre todos podría cambiar.
Menudos cuchillos usan en la pescadería
Pasamos por encima de la estación de tren abarrotada, llegamos al slam, atravesamos sus chabolas y nuevamente a través del "ojo de la aguja" llegamos al Paraíso de Prem Dan.

En esta ocasión llevamos una autorización escrita de Sister Leen para poder hacer fotos dentro de la casa que sirva como recuerdo de que nosotros estuvimos allí y de testimonio de lo que hacen las Misioneras de la Caridad.

La rutina de los voluntarios es siempre la misma, limpiar el suelo los chicos, hacer la colada las chicas, afeitar y asear un poco a los internos, darles de beber, el te de media mañana, la comida y fregar los platos y vasos. Todo esto se hace sin problema alguno, en total camaradería y alegría, además ya algunos de las personas que allí viven nos conocen, nos saludan al pasar y nos recuerdan, pasándose una mano por la cara, que ayer le había afeitado.  Había un hombre que andaba con las piernas encogidas, que ayer le afeite y sin palabras me indicaba que quería que le volviera a afeitar, pues por que no, aunque casi no tenia barba, de nuevo le pase la maquinilla y le di un masaje en la cara.
Hablando con Marcos

Entre tantas personas que en tan pocos días he conocido, también me llamó mucho la atención Marcos. Su estética es la de un hippie, con sus rastas y todo, pero este, lejos de estar limpiando o afeitando, sube un escalón mas y esta, al igual que Franki y Pau, dando masajes a los que están postrados en una cama, a los que sus piernas no les sostiene. Al charlar con él durante la comida, habla de que su vida es esa, la de ayudar a los demás, tiene 30 años y es donde se siente feliz. Se declara no creyente, pero también me confiesa: "después de estar aquí, estoy empezando a cree en Dios, tengo que informarme más, voy a leer la Biblia".
Silvestro y Angelo dispuestos a dar buena cuenta de la comida


Hoy domingo de Pascua, las hermanos nos han preparado de forma excepcional una comida debajo de la pérgola de los voluntarios, donde aprovechamos para convivir y hacernos algunas fotos como estas.
El grupo que estuvo en Prem Dan

sábado, 7 de abril de 2012

La Pascua en Mother House

Todo en Calcuta es trepidante, estamos aprovechando el tiempo continuamente, no dejamos nada para descansar, pero no pasa nada, descansaremos cuando volvamos a casa. No encontramos un ricksow para volver al hotel por lo que cogimos un taxi, mucho menos divertido y mas caro, pero en un momento ya estaba en el hotel dándome una ducha y estrenando mi flamante kurta de color gris hasta casi las rodillas, mi pantalón blanco y mis sandalias, dispuestos a ir a la Pascua en en la Casa Madre.

Entrada a The Mother House

Cuando llegamos ya había mucha gente en el patio central, todo el mundo elegantemente vestido. Maite iba también con un vestido verde que se había comprado para la ocasión esa misma tarde en el New Market. Allí vimos a Alan, descalzo, todo de blanco, me sorprendió verle, tan imponente, tan "ejecutor" y allí era uno mas, pero con una aureola de sencillez y de bondad admirable. También estaba el que siempre iba con turbante, ahora sin él, todo calvo pero con patillas y perilla, pues allí estaba con su kurta verde largo, por debajo de las rodillas, que impresión ver a gente tan variopinta, abarrotando el patio de la Casa Madre, mezclados entre medias de los sharis blanco y azul de la Misioneras, alrededor de una pequeña fogata. Aparecieron los celebrantes, varios sacerdotes entre ellos Luis Manuel y Silvetro. Se apagaron todas las luces, nos quedamos a oscuras, solamente iluminados por la pequeña fogata. Empieza el rito con una oración del sacerdote principal y de la fogata se enciende el cirio pascual y su fuego nos lo vamos pasando unos a otros encendiendo nuestras pequeñas velas. Se inicia a continuación la procesión de luciérnagas subiendo las escaleras hasta el primer piso donde esta la gran sala que es la iglesia de Mother House. Allí nos vamos colocando todos. En el centro el altar con sus celebrantes y acólitos, a su derecha todas las novicias, unas 100, detrás de ellas las sister más mayores, la únicas que se sientan en bancos. Frente al altar las sister "senior" y a la izquierda las sister mas jóvenes y todos  los voluntarios bastante apelotonados. Los ventiladores están dirigidos exclusivamente hacia los celebrantes y los voluntarios. Entre los celebrantes me llama la atención una persona que hasta ahora siempre lo vi entre los voluntarios, me llamó la atención que siempre llevaba una pequeña guitarra encima, pues bien, resulta que es sacerdote. También entre ellos, como acólito esta un señor mayor que por la mañana lo había visto en Prem Dan afeitando a una persona con la cabeza totalmente llena de verrugas y que al preguntarle si él era sacerdote nos dijo que no quería hablar de eso.
Imagen a tamaño real de la Madre Teresa

Hay una hermana al fondo de todo, pequeña, menuda, no se mueve, esta sentada sobre sus piernas, resulta familiar, siempre esta ahí, siempre presente. Es una imagen de la Madre Teresa que esta en el lugar que probablemente siempre ocupaba en esa iglesia, en todas las celebraciones, ella siempre esta presente.

La Pascua en Mother Hause fue uno de los momentos mas emocionantes de nuestro viaje, las voces de todas las hermanas cantando seguro que es lo mas parecido a un coro de ángeles. A mi y a todos nos hicieron subir por las nubes. Dentro de la solemnidad del acto, de su sencillez y su pobreza, el sacerdote, un hindú con una voz profunda, hacia las delicias de las monjas más jóvenes, pues no se que les diría, pero en distintos momentos de la homilía ellas se echaban a reír a unisono. El momento de la comunión fue emocionante ver a todos los allí congregados comulgando, parece mentira tanta unión en gentes tan distintas y de sitios tan distantes.
A la salida, las novicias, como niñas, nos regalaban trabajos que ellas habían preparado, seguro que desde hace bastante tiempo: dibujos con pinturas de colegio, con mensajes sorpresa de amor y felicidad para esta Pascua y para siempre.

New Market

Regresamos  en un ricksow "moto", en el nos metemos hasta cinco pasajeros mas el conductor, su precio 7 rupias por persona (11 céntimos de euros). La adrenalina fluye a gran velocidad. Después de nuestra gran experiencia en Prem Dan, con las pilas cargadas a tope, solo nos faltaba esa especia de coche de choque que se va metiendo por todos los vericuetos, eso si, milagrosamente sin choques. La alegría fluye por todos nuestros poros, reímos, damos gritos, abrazos, damos gracias a Dios por estar en Calcuta.



Llegamos a hotel, nos duchamos, comimos e inmediatamente volvimos a coger otro ricksow y nos fuimos camino del new market el gran mercado de Calcuta.

El bullicio en las inmediaciones es tremendo, multitud de puestos venden todo tipo de artículos, en ellos se agolpa gran cantidad de gente, preguntando, regateando, probando, tocando la mercancía, uno no sabe hacia donde mirar. Un caballero, bien vestido con blusa blanca nos indica que le sigamos hasta el New Market, un gran zoco de varios pisos. Se trata de una especia de comercial, es nos va a guiar por las tiendas de los artículos que necesitemos. Nos lleva a una tienda donde varias personas se deshacen en saludos, nos traen tres asientos, nos sirven te y agua y empiezan a desplegar, tapices, vestidos, pañuelos, todo tipo de objetos que podemos querer, lo malo es que lo queremos todo, no se habla de precio, solo de ver cosas bonitas. Una vez mas o menos decidido empieza el regateo, para lo que Maite y Gemma son grandes expertas. Con cara de exagerada alarma, les dicen que es una barbaridad lo que pide, que no pueden pagar, después con cara de poker, que no les interesa y al final nos llevamos las cosas por la mitad de precio, que seria la décima parte de lo que se pagaría en España. Cambiamos de tiendas con frecuencia, buscando otras cosas, siempre nos acompañan varias personas orientándonos sobre cosas que nos podrían interesar, el comercial va a la cabeza y nos lleva las bolsas. En todas las tiendas se repiten las mismas escenas, sentados, tomando algo, desplegando los artículos. Nos sentimos alegres, agasajados, que forma de comprar tan maravillosa, hace tiempo que no estamos acostumbrados a que se trate al cliente como algo importante, pienso en el trato en Carrefour por ejemplo, donde la ausencia de personal es tan manifiesta.


Salimos del New Market y volvemos a callejear entre los puestos, la mercancía sigue siendo bonita, pero un poco mas burda que en las tiendas de donde habíamos salido. Hay un señor que me va acompañando desde hace casi media hora ofreciéndome unas pulseras, no le hago caso, es como un moscardón con el mismo zumbido en mi oreja. Seguimos andando, probando vestidos, pañuelos, sortijas, mirando aquí y allá, al final me fijo en el zumbido que tengo a mi lado. El señor me estaba ofreciendo unas pulseras, yo no había regateado nada, no había prestado interés, pero ya me daba algo de pena y le preste atención, las pulseras iban bajando de precio y aumentando el numero. Al final le pregunte cuanta era y me dijo 50 rupias ¿cada una?, no las cuatro que ya me había puesto en la mano. Es decir menos de 1 euro por cuatro pulseras que a Avelina le han gustado mucho.

Teníamos que volver por que la celebración de la Pascua de hoy sábado santo empieza en Mother Hause a las 21 h, pero se nos ocurrió que teníamos que ir bien vestidos y con un toque hindú. Maite se compro un vestido y yo  necesitaba un kurta, la camisa sin cuello y larga de la India. Volvimos al New Market. A lo lejos el comercial ya nos vio y rápidamente nos llevo a la tienda que necesitamos, otra vez regateo y el despliegue y me lleve una preciosa camisa que seguro que aquí la usaré algún día de verano.

Al final de esa tarde trepidante nos llevamos pañuelos de seda, camisas, vestidos, pulseras, incienso, cosas de cuero, cosas de madera, tapices, recuerdos innecesarios pero muy atractivos dentro de nuestro mundo de consumismo en el que estamos atrapados.

Prem Dan

Todos los dias a las seis de la mañana se celebra la misa con los voluntarios en la casa madre. Es emocionante ver a esas horas todo lleno, ademas de las hermanas y las novicias, un monton de gente de lo mas variopinta: jovenes que a esa hora lo normal seria estar todavia de copas, personas mayores, que lo suyo seria estar dedicados a sus negocios o sus trabajos, personajes que vistos fuera de ese lugar jamas nadie podría imaginarse que por las mañanas madruguen para ir a rezar y luego ayudar en lo que se pueda a los demas. La misa es en ingles, pero alli se habla todo tipo de idiomas, por lo que muchos, como nosotros, llevamos un libro con la liturgia de esta Semana Santa en castellano.
Tumba de la Madre Teresa

Al terminar todo el mundo en silencio se vuelve a calzar y va saliendo de la gran habitacion que hace las veces de iglesia en la casa.madre. Se baja hasta la planta baja y se pasa por la tumba de la madre Teresa para quien todos tienen un gesto, una mirada, muchos son los que pasan y se arrodillan o simplemente se sientan un momento, es un lugar que impresiona, pero no por su lujo ni boato sino por lo cercano, parece como si ella nunca se hubiera ido de Calcula. Poco a poco los.voluntarios se encaminan a su sala, donde el bullicio va subiendo, comentarios, historias, tu de donde eres, cuanto tiempo vas a estar aqui. Se reparte un desayuno a base de te, pan y plátanos. Al terminar, Sister Leen aparece para iniciar una oración que esta escrita en la pared y que todos recitan, después se apartan a los que hoy es su último dia y se les canta una sencilla canción de despedida y agradecimiento. Ya en la calle se forman grupos para ir a las distintas casas un voluntario veterano abre el grupo y otro lo cierra pora que nadie se pierda por el camino.
Franki y Gemma
Franki y Gemma
El que cierra el nuestro es Franki, un granadino de 30 años, fisioterapeuta que pasa 6 meses al año trabajando de camarero en Ibiza y los otros seis meses, colaborando de voluntario en cualquier parte del mundo. En la India ha estado en varios centros de la fundación Vicente Ferrer, asi como en Tahilandia, Etiopia y Peru. Su filosofía de la vida es tan basica como apabullante: al dar se recibe mucho mas. No le mueven motivos religiosos, pero si los mismos valores que predico Jesus. Tiene el pelo corto y es muy moreno, pues todo el año lo pasa en lugares con mucho sol. Llama la atención los dos grandes tatuajes que lleva en cada pierna. Le pedí que me explicara por que se habia tatuado. Para él el tatuaje le recuerda el significado del mismo, al igual que el cristiano lleva colgado en su cuello una cruz. En la pierna derecha tres animales entrelazado entre si, cada uno de ellos representan, por que asi lo eligieron ellos, a su padre, a madre y a su hermano, quiere llevarlos siempre muy cerca. En la pierna izquierda es un dibujo tribal maori, con los que se siente identificado por su fuerza su constancia y tenacidad, asi como su generosidad y respeto por la naturaleza. El quiere ser asi y este tatuaje le ayudara a no olvidarlo. Entre tantas cosas que hablamos en los dos dias que hemos convivido, me hablo del viaje que hicieron solos  su padre y él a tailandia, para que este entendiera que es lo que estba haciendo en sus continuos viajes, lo importante que que fue el que padre e hijo colaboraran juntos, se conocieran y estuvieran tan cerca.

El camino transcurre por barrios ya habituales de miseria pero conforme nos acercamos llegamos a lo conocido con el nombre de slam, que es un vertedero donde encima han construido chabolas. Nos introducimos entre ellas, agachando las cabezas para pasar pos sitios bajos, sorteando charcos de barro, o agarrandonos para no caernos en una bajado. Todo esta lleno de gente. Las mujeres hacen la comida en improvisadas cocinas en el suelo, las jovenes bañan a sus hermanos menores en un cubo con agua procedente de una alcantarilla, una recua de niños estan jugando desnudos y todos saludan al pasar, todos levantan la cabeza y exhiben enormes ojos blancos sobre la piel tan oscura de la casta mas baja, siempre hay una sonrisa debajo de ellos. Saben quienes son esas personas tan blancas que todos los dias pasan por delante de sus hogares, me imagino que no entenderan por que estan ahi, pero si saben lo que estan haciendo, ayudando.

El ojo de la aguja de Prem Dan
Maite con Jericó
A la vuelta de un recodo de miseria, no en una gran avenida, ni con grandes focos ni banderas, aparece una tapia con una puerta con el cartel que nos indica que es una casa de la Misioneras de la Caridad en ese barrio de Prem Dan. Para acceder a ella hay que pasar por una puerta estrecha y baja, como el ojo de la aguja para entrar en el paraíso, por que alli dentro esta el cielo. En medio de tanto ruido de coches, de polucion, de suciedad y miseria, al pasar por esa pequeña puerta se encuentra un paseo de palmeras, el bullicio ha finalizado, incluso se oye el canto de pájaros, unas personas con tunica blanca con dos rayas azules nos reciben, nos acojen con una importancia que yo no merezco y al seguir caminando, en un jardin apacible, pero discreto, olvidate de Versalles, hay unas personas cansadas, abatidas, heridas, casi destruidas por la vida, que se reponen, que se recomponen que intentan volver a se los hombres que algun día fueron o debieron de haber sido. Son gente abandonada por su familias, por sus hijos, por la sociedad para los que no tiene ningún valor por que no tienen nada. Ellos estan alli por que alguien les ha recogido de la calle, por que alguien ha.estado rebuscando entre la basura y los ha encontrado y los llavado alli. Ellos estan alli sentados, tumbados, reponiendo fuerzas pero no se si esperan algo, pues en este mundo es dificil que alguien te de algo, por lo que lo mejor es no esperar nada. Por eso cuando reciben una simple caricia, cuando les he cantado uma pequeña canción, lo han interpretan como un gran regalo.

Hay zona de hombres y de mujeres, por lo que aquí nos separamos. El trabajo de los voluntarios, lejos de lo que yo pensaba es muy facil, esta claro que otras cosas mas difíciles la hacen profesionales que trabajan alli.
Lo primero es limpiar. Se echando cubos de agua al suelo y después con escobas se va arrastrado hasta los sumideros. Lo mejor es ir descalzo y con unos delantales de gamo. El ambiente es festivo, alguien te echa agua, le respondes, los residentes levantas los.pies, otros no les importa mojarse, algunos también colaboran. Después viene el afeitado, esto es muy emocionante pues hay contacto físico, ellos quieren ese contacto. Estan pacientes, yo les canto, aunque a veces no puedo por la emoción, se quedan sorprendidos, a veces continúan con un tarareo, al terminarte me cogen la mano, la.besan, se la llevan a la frente, me tocan los pies en señal de máximo respeto, uno no puede por mas que darles un abrazo. Uno de ellos se hecha a llorar en mi pecho y empieza a hablarme pero no lo entendía, Franki se acerco y me tradujo, sus hijos le habían dejado en la misma puerta de Prem Dam, llamaron a la puerta y se fueron, desde entonces no han vuelto y les echa de menos.
Silvestro y Matteo

Hubo un momento muy simpatico cuando a uno de ellos le deje si afeitar el bigote y la perilla al igual que como lo lleva nuestro diacono Silvestro, cuando se pasó la.mano por la cara y se miro al espejo, se quedo muy sorprendido y miraba continuamente a Silvestro, comprobando que le gustaba su nueva apariencia.

Allí todos los voluntarios hacen el mismo trabajo. Me sorprendio mucho ver a Luis Manuel metido en trabajos fisicos, como valdear, barrer o lo que hiciera falta, con su pantalón de chándal  su camisa gris de manga corta y su alzacuellos, en lugar de trabajos espirituales.
Alan dando de beber

Otro personaje que me llamo poderosamente la atención fue el francés Alan, cincuenta y tantos largos y con grandes dotes de mando: "¡ale, ale!, mas rapido, llevar esto para aqui, hacer aquello" pense, este es un jefe de voluntarios y se lo pregunté, pero de eso nada, alli no hay ningún jefe sino cosas que hay que hacer y que los que llevan mas tiempo alli se lo dicen a los demas. Le dije sonriendo, tu eres como Sarckozy decidiendo en Europa lo que hay que hacer, nos reímos todos un montón. En otro momento me contó que lleva fuera de su casa dos años, que todo empezó cuando hizo el camimo de Santiago, llego primero a Santiago, luego a Finisterre y quiso mas, no detenerse. Desde entonces va donde pueda echar una mano. Le pregunte que cual era su profesión, me dijo, eso aqui no importa.
Un momento especial de la jornada es cuando se hace un alto para tomar un té. Nos reunimos todos, hombres y mujeres, bajo una pérgola donde sobre una mesa nos espera té con leche y unas galletas. Es el momento de las vivencias, cuando uno se interesa por el otro y este le cuenta el motivo de por que ha esta allí. Estuve hablando con Pau, amigo de Franki, terminó sus estudios de empresariales, pero al no encontrar trabajo, pues de camarero, como tantos jóvenes españoles, llevan ya tiempo siendo voluntarios en varias partes del mundo y quieren ir mas allá, quieren organizar su propia ONG, pero todavía no tienen claro que camino tomar, mientras viven mas de la mitad del año ayudando a los demás. Ya me había fijado en Pau, como trataba a los residentes de Prem Dam con una delicadeza y cariño exquisito, pero en un momento dado saco unas cartas y organizó una partida de lo mas divertida, en la que todos, jugadores y espectadores se animaron y opinaban sobre las jugadas. 
Las chicas venían al break ataviadas con pañuelos en la cabeza y delantares, pues una de sus misiones es hacer la colada de todas las sabanas de la casa. También las asearon y a algunas les pintaron las uñas y les cantaron canciones españolas como el Macarena.


Matteo, Luis Manuel y Angelo




De vuelta al trabajo viene la hora de servir la comida. Los internos se sientan en el suelo, unos apollados contra la pared y otros enfrente de ellos y los voluntarios, formando una cadena humana, van pasándose los platos y sirviendoles la comida. Comen en el suelo y con las manos. En algunos casos hay que darles de comer, esos si, con una cuchara. 
Matteo y José María







Después hay que fregar los platos y vasos, como antes hubo que hacer con los del desayuno. Lo mismo, todo en cadena, bien coordinado por Alan. Es una tarea refrescante, te salpicas, te mojas, da igual, hace mucho calor. Una vez recogida toda la vajilla, aquí ha terminado nuestra jornada.



Vamos saliendo hacia la zona común donde esta la pérgola, ellos nos van despidiendo los internos, en silencio, llevándose una mano a la frente, nuevamente esa mirada serena y cansada, nos dice hasta mañana, saben que volveremos, quizás nosotros o quizás otros, pero los voluntarios han de volver.

viernes, 6 de abril de 2012

Regreso a Calcuta

Los todo terreno nos llevaron a la estación ferroviaria de New Jalpaiguri que nos vio llegar hace dos días, las "sister" nos acompañaban en su ambulancia por si acaso hay algún problema y lo hay. Aun teniendo los billetes comprados de hace dos días, hay overbooking, venden más billetes que asientos y nos quedamos sin poder coger el tren. Nos vamos a la estación de autobúses. En cada uno de nuestros coches se mete una de las sister para si hay algún problema, ellas echarnos una mano. La estación, no es otra cosa que un solar muy grande, lleno de puestos de comida y multitud de vetustos autobuses. Por fin compramos los billetes y vemos que nuestro transporte es un enorme autobús de muchos años de antigüedad, muchos desconchones en la pintura y un diseño interior muy aprovechado: encima de los asientos de pasajeros hay literas para viajar tumbados. 



Compramos la mitad de los billetes sentados y la mitad de la otra mitad tumbados, pues no había mas sitio. Varias chicas se metieron de dos en dos en las literas, yo me quede sentado. El autobús partió a ritmo de canción de Bolliwod, sin importarle al que puso la música, que era un ayudante del conductor,  que ya mucha gente querría dormir, pero daba igual el ruido y el traqueteo era impresionante, parecía que se iba a descoyuntar todo. Casi no se veía la carretera por delante pues hay una separación entre el conductor y los pasajeros, pero mejor era no mirar como yo lo hacía de vez en cuando, pues los únicos vehículos que hay por la noche son camiones y autobuses y todos circulan por el centro. Si alguno quiere adelantar, como la carretera es muy estrecha, tiene que sacar medio cuerpo al arcén de tierra y si es que viene uno de frente, aguantan hasta el último momento en que uno de los dos se aparta. 
A las dos horas hace una parada para ir al servicio, pero no hay servicio, sino que todos los hombres hacen sin problema sus necesidades, pero ¿y las mujeres?... Pues se tienen que apañar, pues cuando la necesidad aprieta...
En esa parada se baja un señor de una de literas y yo aprovecho y me meto dentro, pues al menos se va con las piernas estiradas. Tuve suerte pues de ese viaje Gemma se lleva el recuerdo de un montón de picaduras en las piernas, probablemente chinches. Al cabo de un par de horas le cedo la litera a Maite para que pueda dormir un poco, pero ella al ser menuda iba dando bandazos de un lado a otro de la cama. Definitivamente este viaje me ha hecho perder el miedo a los traqueteos del avión.





Ya amaneciendo el autobús llega al final de su destino, una ciudad de cuyo nombre no puedo acordarme y que al igual que en todas partes, aún a esas horas, esta llena de gente que va de un lado para otro y come ese guiso de pollo muy especiado y picante y que impregna el olor, haciendo mas llevadero el habitual de mierd.... En fin que después de grandes negociaciones y opiniones de mucha gente que muy amablemente va opinando sobre que autobús coger y cual es, nos subimos a otro aún mas destartalado, que lleva tres asientos a un lado del pasillo y dos al otro. La suciedad es tan manifiesta que el pelo lo llevo tieso y en como ya ha amanecido del todo,  me miro las manos y veo lo que desde la última vez que no me meto a arreglar el motor de una moto, o sea hace 35 años, no habia visto, las uñas totalmente negras. Y en esto que Barbara nos va dando galletas que llevaba en la mochila para no desfallecer, pues desde el día anterior a las 4 de la tarde hasta que llegamos a Calcuta, también a las 4 de la tarde, nos estamos manteniendo a base de galletas y algún plátano. El recorrido en este autobús, ya de día es muy clarificante: vemos que toda la India esta igual de empobrecida. Las ciudades se suceden una detrás de otra pero no hay separación entre ellas, pues las ristras de chabolas, con sus tiendas, sus barberías, sus puestos de comidas, son continuo y con el mismo colorido, el negro.Nunca pensamos que ibamos a echar de menos Calcuta y nuestro hotel, con sus cucarachas y todo y con su ducha sin plato, pero eso si, con agua que tanto necesitamos.




Los oficios del Viernes Santo en la Casa Madre eran a las 15h. pero como llegamos tarde, los celebramos nosotros en privado en una capilla. Me llamó mucho la atención la homilía que dio Silvestro, nuestro Diacono, que fue la primera vez y creo que la única que hizo y la dijo en italiano. No entendí exactamente sus palabras, pero si perfectamente lo que quería decir, con mucho sentimiento, con la pasión que caracteriza a los italianos.